Fundación Casa Ducal de Medinaceli

No disponible

Béjar: señorío

El territorio de Béjar fue reconquistado a mediados del siglo XII con especial protagonismo del Concejo de Ávila en cuya Tierra quedó integrado. La Comunidad de Villa y Tierra de Béjar fue segregada por Alfonso VIII del vasto término jurisdiccional del Concejo de Ávila en 1209497. Su territorio se extendía por parte de la actuales provincias de Salamanca, Avila y Cáceres.

Como en otras comunidades de Villa y Tierra, la señorialización de Béjar se inició durante el reinado de Alfonso X. La política dinástica de los últimos reyes de la Casa de Borgoña, desde el Rey sabio hasta Alfonso XI, se caracterizó por la concesión de estas amplias uunidades jurisdiccionales de realengo a miembros de la familia real, en calidad de infantado. La primera concesiónconocida de la Villa y Tierra de Béjar la hizo Alfonso X a su mujer, Violante de Aragón fallecida en 1302. En 1304, en virtud de la sentencia arbitral de Torrellas,505 Fernando IV se la concedió a su tío Alfonso de la Cerda en un primer intento de compensar, con un amplio conjunto de bienes, derechos y señoríos, su renuncia al trono de Castilla y León y poner así fin a la guerra civil abierta por la sucesión de Alfonso X. Por un posterior acuerdo, tomado en Agreda entre los reyes de Castilla y León, Portugal y Aragón, se estableció que el conjunto de señoríos y derechos cedidos al infante desheredado habrían de rentar al menos 400.000 ms. anuales, razón por la cual a a la concesión del señorío de Béjar se añadieron, según las crónicas de Zurita y de Diego de Valera, 5.000 ms. sobre sus tercias.

Muy efímero fue el señorío de Alfonso de la Cerda sobre este territorio, pues en mayo de 1312, la crónica de Fernando IV advierte que pocos meses antes de morir, el rey estuvo ocupado tomando Alba de Tormes y Béjar, dos de los señoríos de la sentencia de Torrellas, y en julio del mismo año el rey justifica la solicitud de un nuevo servicio a los concejos y villas del arzobispado de Toledo por la "gran costa que agora fiz en tomar et en cobrar los lugares que tien don Alfon fijo del infant don Fernando".522

Durante la mayor parte del siglo XIV perteneció al realengo con intermitentes interrupciones como infantados de los hijos de Alfonso XI y doña Leonor de Guzmán en los años treinta y cuarenta de dicho siglo. Su definitiva señorialización, como en otros casos de comunidades de Villa y Tierra de la Extremadura castelllana, se produjo tras la instauración de la dinastía trastámara, por concesión de Enrique II a Diego López Pacheco, en 1373, primero, por Juan I a su segunda esposa, Beatriz de Portugal, en 1384, después y finalmente de Enrique III al Justicia Mayor de Castilla, Diego López de Zúñiga, por permuta de la villa de Frías que este mismo rey le había concedido en 1394.537 La Villa y Tierra de Béjar permancerá en esta casa de Zúñiga siendo elevada a rango ducal por los Reyes católicos en 1485.

 

 

Señorío de Béjar

Pendiente

Concesión

La Comunidad de Villa y Tierra de Béjar fue constituida por Alfonso VIII en 1209 por segregación del vasto término jurisdiccional de Avila en el que había quedado integrada tras su reconquista a fines del siglo XII. Formó parte de los señoríos entregados a Alfonso de la Cerda en 1304 por la sentencia arbitral de Torrellas. Reincorporada al realengo en 1312, su definitiva señorialización se produjo bajo los Trastamara quedando incorporada al linaje de los Zúñiga desde 1396.

Casas
MedinaceliFiche de la maison
27
Linajes
(1304 - 1312)De la Cerda
Señores
[1304 - 1312]IAlfonso de la Cerda "El Desheredado", Rey de Castilla y LeónFiche d'un individuArbre généalogique